Casi todos los niños quieren explorar, jugar y, por supuesto, hacer muchas preguntas para seguir aprendiendo. Una de las mejores maneras de despertar el interés por la ciencia, desarrollar la confianza y las habilidades mientras se divierten es a través de la cocina. Mantén sus manos ocupadas y su mente trabajando mientras exploran nuevas texturas, sabores y crean nuevos recuerdos y tradiciones familiares, juntos.

Si hace demasiado frío para ir al parque, llueve, estás pasando las vacaciones en casa o simplemente estás buscando formas divertidas de pasar el tiempo con tu familia, la cocina es un gran lugar para hacer actividades diferentes. Puede que no estés seguro de por dónde empezar o que nunca hayas cocinado con tus pequeños. No te preocupes, tenemos algunos consejos que seguro serán de gran ayuda. Además, puedes convertir la cocina en una experiencia no solo entretenida sino también educativa.

¿Desde qué edad pueden cocinar los niños?

Seguro te encanta la idea de cocinar con los niños pero te estás preguntando, ¿cuál es la mejor edad para que tus hijos ayuden en la cocina? La verdad es que no hay una edad recomendada o correcta, pero hay actividades que se adaptan mejor a los diferentes grupos de edad. La seguridad es lo primero en la cocina, asigna tareas que creas que tu hijo puede manejar o sea capaz de llevar a cabo. Recuerda no perder la paciencia y pensar que después de todo, ¡la práctica hace al maestro!

Consejos para divertirse en la cocina

1. Empieza con algo fácil

Empezar con una receta simple, como un smoothie, es una gran manera de hacer que los niños aprendan y se entusiasmen por hacer comida. Puedes hacer una bebida en poco tiempo y es una preparación sencilla, que requiere poca limpieza después. Planifiquen juntos e invita a los pequeños de la casa a elegir los ingredientes que les gustaría licuar en su batido.

¿Listos para el primer reto en la cocina? Prueba este rico y cremoso Licuado de plátano y horchata. Para esta receta las responsabilidades de los niños pueden ser buscar y organizar los ingredientes, contar las rodajas de plátano y medir la cantidad de arroz antes de añadirlo todo a la licuadora. También pueden presionar el botón para triturar los ingredientes y contar los segundos que faltan para que su smoothie de frutas esté listo.

Incluso puedes ser creativo y añadir frutas de diferentes colores para hacer un licuado con un color llamativo. Utiliza arándanos para un smoothie azul, fresas para que sea rojo, o aguacates para una bebida verde y especialmente cremosa. Añade más color y diversión a cada bebida decorando la copa donde vas a servir, con jarabe de chocolate o caramelo. Para la decoración final, utiliza frutas cortadas en rodajas o nueces trituradas.

2. Asigna tareas importantes

Para mantener a tus hijos comprometidos, asígnales tareas relevantes que les hagan sentir que son una parte importante del proceso de creación. Organiza los ingredientes y deja que tus pequeños laven, o si son un poco mayores, pelen las verduras o corten la fruta con un cuchillo sin filo.

Mexican Horchata with cinnamon and milk
Horchata casera

Tareas en la cocina para los más pequeños

  • Mezclar los ingredientes
  • Aplastar con un tenedor para hacer puré
  • Medir con una cuchara

Ideas para ayudantes mayores (5-8 años)

  • Usar un cuchillo sin filo para cortar cosas blandas, como la mantequilla
  • Cernir la harina o el azúcar en polvo
  • Leer las instrucciones de la receta en voz alta
  • Medir las cantidades de los ingredientes
  • Pelar las frutas y vegetales
  • Poner la mesa
  • Planificar y organizar los ingredientes antes de empezar a cocinar

Si quieres poner en marcha una actividad en la cocina con una cocción fácil y apta para niños pero no tienes muchos ingredientes disponibles, ¡te encantará esta receta! Para preparar una sabrosa Horchata casera solo necesitarás alimentos que seguro tienes en la despensa: arroz blanco, canela, agua o leche, azúcar y vainilla.

Ayuda a tus hijos a reunir y mezclar los ingredientes para disfrutar de su creación culinaria. Decora con un paraguas de papel o espolvorea con canela para una merienda diferente, refrescante y preparada por ellos mismos.

3. Deja que los niños asuman el mando

Otra gran manera para que los ayudantes de cocina se sientan seguros es hacer que elijan una receta que les guste y tomen la iniciativa para cocinarla. Si son lo suficientemente mayores para leer, invítalos a leer las instrucciones en voz alta y si no, léeles los pasos a seguir. Esta es también una gran idea para animarlos a ayudar a preparar sus loncheras para el colegio, con comidas que les gustan e hicieron ellos. ¡Así te aseguras de que lo coman todo!

¿A tus niños también le gustan los pancakes? Entonces seguro les encantará esta receta de Pancakes de arroz. Para prepararlos necesitas algunos ingredientes básicos de cocina como arroz, harina, azúcar, polvo para hornear y compota de manzana. Además de involucrarlos en el proceso de cocción, permíteles decidir si prefieren disfrutarlos en el desayuno o la cena.

Stack of rice pancakes with honey
Pancakes con arroz

Consejo Mahatma®: si tienes colorante de alimentos, deja que los niños hagan diseños divertidos a sus pancakes. También puedes dividir la mezcla y añadir colorantes diferentes a cada tanda para preparar una torre de pancakes con los colores del arcoíris.

4. Fomenta la creatividad

La cocina está pensada para ser una actividad divertida, por eso la creatividad juega un papel importante en muchas elaboraciones. Utiliza esta receta de Bolitas energéticas de chocolate y quinoa, con la Mezcla de Arroz Jazmín y Quinoa Mahatma®, para ofrecer a tus hijos una merienda rica y nutritiva que no solo disfrutarán comiendo sino también preparando. Mezcla los ingredientes y deja que los pequeños moldeen cada bolita de chocolate. También puedes aplanar la mezcla con un rodillo y hacer formas divertidas con cortadores de galletas.

Fomenta la creatividad de los pequeños organizando una cena temática en familia. Elijan una receta para preparar juntos y mientras está lista, pídeles que diseñen un menú o manteles de papel para la cena.

5. Diviértete y disfruta de una comida deliciosa

Lo más importante es que uses las experiencias en la cocina como un momento para compartir y disfrutar en familia. Diviértete mientras creas junto a tus pequeños nuevos recuerdos y tradiciones que incluso pueden transmitirse de generación en generación.

Aunque estos Burritos son comúnmente considerados como comida para el desayuno, la combinación de sus ingredientes hace que sea un plato que puedes disfrutar en cualquier momento del día. Reúne a tu familia en la cocina y permite que todos personalicen su burrito. Añade un extra de sabor sirviendo con guacamole casero, tomates en rodajas o incluso chips de tortilla triturados.