¿Alguna vez te pasó que probaste una comida y pareció devolverte a los buenos tiempos de tu niñez? Sí, a nosotros también nos pasa. La ciencia ha demostrado que hay una importante conexión emocional entre la comida y el cerebro. Ya sea un alimento que te trae recuerdos de la infancia o un aroma que te lleva a un lugar determinado, los recuerdos relacionados con la comida son vívidos y poderosos.

Además, los recuerdos de la comida están generalmente ligados no sólo a un plato sino al momento en que lo disfrutaste. Los estudios muestran que la nostalgia que sentimos en cada bocado de nuestras comidas preferidas de cuando éramos niños a menudo tiene mucho que ver con el entorno, incluyendo las personas con las que compartimos esas comidas. 

Muchas veces, las familias crean recuerdos increíbles reunidos alrededor de la mesa mientras disfrutan de deliciosas comidas caseras. Desde los comienzos de la sociedad, comer ha sido una de las actividades sociales más practicadas. Hablamos de esas tardes con la familia disfrutando de una clásica Sopa de Tortilla de la abuela o del olor del café recién hecho. 

Más que antojos

Especialmente en los días fríos, te encontrarás sintiendo todo tipo de nostalgia y deseando uno de esos alimentos que solían hacerte feliz cuando eras un niño – puré de papas inundado de salsa, sopa de tomate con un sándwich de queso a la parrilla… No sólo el sabor y el olor, sino la textura de los alimentos también es capaz de desencadenar recuerdos de la infancia.

Traditional Arroz con Leche with Cinnamon Sticks
Arroz con leche: receta tradicional

Desde los conos de helado hasta un cremoso pudín de arroz, los dulces pueden ser extraordinariamente evocadores. Imagina tu postre favorito de la infancia, el nuestro es algo así: una sabrosa y cremosa mezcla de arroz perfumado con cáscara de lima y un toque de canela molida – sí, se trata del tan querido Arroz con leche.

Hecho con ingredientes que están en la despensa de cualquier familia, viaja a tu infancia en 30 minutos saboreando la receta más tradicional de pudín de arroz o Arroz con leche, como se conoce comúnmente en América Latina. Transmite la tradición y enseña a tus hijos la receta familiar (y sus secretos) mientras haces de la cocina una actividad que pequeños y grandes pueden disfrutar por igual. 

Lo mejor de todo es que el sabor equilibrado de este postre hace posible que todos los miembros de la familia lo puedan mezclar con sus complementos o toppings favoritos. Coco rallado, chispas de chocolate, fruta deshidratada… Las posibilidades son infinitas. Aunque apostamos a que tú lo mantendrás lo más tradicional posible, tal y como lo disfrutaste cuando eras un niño.

Un plato reconfortante para la cena, ¡por favor!

Ahora que solucionamos tus antojos de dulce, queremos que el regreso a casa después de un largo día de trabajo sea más feliz con una buena cena casera. Libera algo de estrés y disfruta de los recuerdos de tu infancia mientras saboreas alguno de estos clásicos: Mac & cheese, y Sopa de pollo con arroz.

Homemade chicken and white rice soup
Sopa casera de pollo y arroz

No hay nada más reconfortante que un plato caliente de sopa después de un largo día en la oficina, como el que mamá solía servirte cuando te sentías mal. Para una dosis extra de TLC, disfruta de esta delicia hogareña preparada con Arroz Blanco Mahatma® y pechugas de pollo perfectamente cortadas en cubitos. Deja de lado los fideos y disfruta de la esponjosa textura del arroz de grano extra largo junto con zanahorias picadas, apio y hojas de perejil fresco.

El Mac and Cheese es definitivamente un clásico de todos los tiempos con el que todos crecimos. Esta versión más adulta y sofisticada está hecha con arroz, pero no con cualquier tipo de arroz. El queso derretido se combina con nuestro fragante Arroz Jazmín con sabores naturales a Ajo y Aceite de Oliva, para una mayor profundidad de sabor. Suena delicioso, ¿verdad? Te garantizamos que esta receta no tiene nada que ver con el Mac & Cheese de la caja.