Todos sabemos que el arroz es el ingrediente básico que todos tienen a mano en casa y que se adapta a casi cualquier ocasión. ¿Alguna vez te has parado a pensar del papel del arroz en la gastronomía de muchos países del mundo?

Desde los platos típicos que preparaba la abuela para las comidas familiares de tu infancia hasta un sofisticado risotto o incluso el sushi, los platos con arroz nunca decepcionan. Sin embargo, a veces es tan versátil y simple de cocinar que puede ser difícil entender por dónde empezar y cómo preparar un arroz casero realmente sabroso. Tal vez sientes que jamás podrás igualar el arroz de mamá o no sabes cómo calcular la cantidad correcta de agua y caldo para el arroz o cuánto tiempo debes dejarlo hervir para que el grano tenga la textura deseada.

Preparar arroz puede parecer complicado, pero no tiene que serlo. Es por eso que elaboramos esta guía definitiva para cocinar arroz perfectamente, cada vez. Explora  nuevos platos con arroz y experimenta el sabor de las especias, las mezclas de ingredientes y atrévete a preparar comidas que nunca pensaste que eras capaz de cocinar. 

¿Cómo elegir el arroz ideal para cada receta?

Hoy en día, hay más de dos mil variedades diferentes de la planta de arroz, pero estamos interesados en las que podemos usar en la cocina. Dado que cada tipo de grano tiene sus propias características, es importante saber cómo elegir el arroz adecuado para cada receta. Asegurarse de tener el grano correcto es el primer paso para evitar preparaciones desastrosas. Lee con detenimiento y conoce cómo escoger la variedad ideal según el plato que quieras preparar.

Recetas tradicionales con arroz

¿Es una receta clásica de arroz? Entonces tu mejor opción es usar Arroz Blanco Mahatma®, que es uno de los favoritos y más tradicionales de casa. Es muy versátil e ideal porque absorbe todos los deliciosos sabores de una amplia variedad de platos, desde la cocina mexicana hasta la asiática. Para una opción más responsable con al medio ambiente, elige la variedad Arroz Blanco Orgánico Mahatma®, certificado por USDA Organic.

Guarnición

¿Quieres preparar una guarnición de arroz? Si deseas un grano clásico, usa nuestro arroz blanco, pero siempre puede elegir algo más aromático como el Arroz Jazmín Mahatma® o Arroz Basmati Mahatma®. Estas son opciones de arroz fragante, comúnmente encontradas en platos orientales. Aunque ambos son de grano largo, el basmati cuando se cocina, mantiene su forma larga y delgada, perfecto para una receta de pilaf de arroz, mientras que el jazmín tiene una textura más esponjosa y tiende a ser más compacto, perfecto para comer con platos tailandeses.

Arroz con pollo y paella

¿Quieres un grano que absorba todo el sabor de tu paella o arroz con pollo? Pruebe el Arroz Vaporizado de Grano Medio Mahatma®, especialmente diseñado para paella. El arroz de grano medio libera almidón durante la cocción, lo que ayuda a absorber todo el gran sabor de los tomates guisados y el caldo, dándole una textura tierna, húmeda y muy agradable al masticable. Asegúrate de preparar un poco extra, ¡todos querrán repetir!

Cocina asiática

¿Es un plato de arroz frito o una receta de sushi? ¿Quieres emprender la aventura de preparar una receta diferente pero no sabes qué arroz elegir? ¡Estamos aquí para ayudar! El Arroz de Grano Corto Mahatma® es perfecto para hacer sushi, y el Arroz Blanco Mahatma® es una excelente opción que todos tienen en casa, para preparar un arroz frito tan sabroso como tradicional. Un plato que parece complicado puede ser fácil de manejar si seleccionas los ingredientes correctos.

Ensaladas para llevar

¿Está preparando una ensalada o necesitas una comida rápida y cómoda para llevar al trabajo? Nuestra Mezcla de Arroz y Quinoa Mahatma® es perfecta para cargar tu plato de proteínas y disfrutar con verduras. Ya sea caliente o fría, una ensalada de arroz necesita una variedad de colores, sabores y texturas, y nuestro Arroz Listo para Servir está listo en un abrir y cerrar de ojos. Así, puedes preparar un almuerzo rápido o un plato para la cena en menos de dos minutos. Estas mezclas de arroz de grano largo con sabores naturales no se pegan cuando se cocinan, por lo que son el complemento perfecto para una ensalada o guarnición. La mezcla de Arroz Jazmín con Arroz Salvaje Rojo cuenta con los mejores granos largos aromáticos y arroz silvestre. Estos granos destacan por su textura crujiente y agradable al masticar. Además, esta mezcla de granos aporta un toque de color especial a tus platos.

¡Prueba algo nuevo!

¿Buscas un grano más emocionante con diferentes colores y sabores? Sorprenda a todos preparando una comida con las deliciosas mezclas de arroz y sazonadores Mahatma®. Estos productos tienen el equilibrio perfecto de arroz y condimentos para un sabor excepcional. Algunos de los favoritos son la mezcla de arroz y brócoli y el arroz amarillo picante. ¡Descúbrelos! 

Métodos básicos de cocción

Como el arroz forma parte de prácticamente todas las cocinas del mundo, no nos sorprende que existan muchas formas diferentes para cocinarlo. Entonces, ¿a qué nos referimos exactamente cuando decimos Cómo cocinar arroz perfectamente? A saber elegir el grano correcto para cada receta y reconocer que dependiendo del grano, deberás aplicar un método de cocción u otro. Como verás, cada uno cuenta con su propia tradición y técnicas de preparación.

¿Cómo preparar arroz integral?

El arroz tradicional se hierve, y es una guarnición muy versátil que puede usarse para acompañar casi cualquier plato. El arroz tradicional se cocina de manera simple, con abundante agua, una pizca de sal. Descubre el agradable sabor y textura del Arroz Integral Mahatma® como base para una receta tan sabrosa y contundente como los Burritos con frijoles negros.

Arroz para paella

A pesar de que existen un sinfín de recetas diferentes, solo hay una Auténtica paella española. Lo mejor de las demás variedades que puedes preparar es que puedes personalizarlas a tu gusto. Puede agregar mariscos, carne, verduras o una mezcla, pero cada una de ellas tiene un ingrediente común: el Arroz Vaporizado de Grano Medio Mahatma®, especial para la paella.

Arroz para sopas

Para los platos de cuchara, el arroz debe saltearse con los otros ingredientes en un sartén grande y luego hervirse en 4 veces la proporción de agua/caldo a arroz. Pruébelo usted mismo en una deliciosa Sopa casera de pollo y arroz.

Arroz cremoso

Ni demasiado seco, ni demasiado caldoso, arroz con la consistencia cremosa perfecta. Su deliciosa textura fusionará el sabor de todos los ingredientes. Este tipo de recetas de arroz es mejor prepararlas con Arroz Arborio Mahatma® – un buen ejemplo es un Risotto cremoso de champiñones.

Arroz al horno

Cocinar arroz en el horno es una alternativa muy práctica para quienes tienen rutinas agitadas. Mezcla los ingredientes en una cazuela y deja que el horno haga el trabajo por ti. Esta Cazuela de arroz con pollo al estilo sureño combina arroz integral cocido, pollo y verduras frescas con salsa y queso, todo horneado a la perfección para una sabrosa comida con la familia.

¿Cómo preparar arroz frito?

Estos platos requieren saltear o freír el arroz, los ingredientes y las salsas a fuego alto, preferiblemente en un wok. Un plato perfecto de arroz frito debe dejar los granos de arroz separados y al denté, por lo que para obtener los mejores resultados, recomendamos usar nuestra variedad de Granos Auténticos: ideal para arroz frito o cualquiera de nuestros productos de la línea Arroz Jazmín Listo para Servir, con sabores naturales.

Arroz al wok

¡Prepara un wok al estilo de un restaurante! Saltea las verduras y la carne para un delicioso wok casero. El truco es usar un wok en lugar de un sartén para saltear los ingredientes y siempre a fuego alto. Normalmente, se usa para darle al plato un toque más oriental, pero puedes demostrar tus habilidades y dominio de la técnica del salteado preparando un Salteado de carne a la mexicana.

Ensalada de arroz

En un plato como la Ensalada de arroz y garbanzos, el arroz debe ser suelto y sabroso. Te recomendamos enjuagar el arroz primero, hervirlo a al dente y luego enjuagarlo una vez más. Incluso puedes cocinarlo de antemano para que tenga suficiente tiempo de enfriarse. Si quieres preparar una ensalada diferente, te sugerimos probar las mezclas de arroz y sazonadores Mahatma®. Estos arroces sazonados agregarán un extra de textura, sabor y color a tu plato.

Pilaf de arroz

Originario de Oriente Medio, el Pilaf de arroz es un plato típico de la India que se puede usar como guarnición o como base para otros platos orientales. Para prepararlo, usa arroz blanco clásico, o una variedad de grano largo. Para un arroz aún más sabroso, saltea primero con el ajo y la cebolla antes de agregar el caldo. Añade tus especias, verduras y legumbres favoritas, al gusto.

Postres con arroz

El Arroz con leche es una receta clásica que muchos países de Latinoamérica reconocen como propia de su gastronomía. El truco para preparar un arroz dulce es cocinar los granos a baja temperatura, durante más tiempo. Mientras se cocina debes vigilarlo con atención y controlar que adquiera una textura extra cremosa.

El secreto está en el caldo

Un buen caldo casero marca la diferencia entre un plato promedio y un plato excelente. La clave para preparar una gran receta no sucede por casualidad, ¡incluso los mejores cocineros saben la importancia de cocinar con un buen caldo! ¿Cómo hacer el caldo perfecto? Toma nota de estos consejos:

  • Organiza bien tu tiempo en la cocina para que puedas concentrarte en dedicar tu atención y el tiempo suficiente a la preparación del caldo.
  • Visita el mercado local más cercano y selecciona ingredientes frescos, preferiblemente de temporada y de alta calidad.
  • La calidad del agua también es importante, debe ser completamente limpia y baja en minerales.
  • Cada plato con arroz requiere de un caldo diferente: el caldo de pollo debe usarse para platos con pollo, el caldo de verduras para platos a base de vegetales, el caldo de pescado para recetas de mariscos y el caldo de carne para platos con carne de res o cerdo.
  • Aprovecha las partes no comestibles de los ingredientes para obtener el mejor sabor en cada receta. Usa los extremos de las verduras, los huesos de la carne y las cáscaras y cabezas de los camarones en la preparación del caldo.
  • Antes de comenzar, sazona los ingredientes con un poco de sal. Si quieres agregar más sal, espera a que el caldo esté listo. Así podrás controlar mejor el sabor. Pruébalo varias veces mientras se cocina y ajusta la cantidad de condimentos al gusto.
  • Personaliza el aroma y sabor del líquido incorporando hierbas aromáticas como perejil, cilantro, laurel y salvia. Nota: No uses los tallos secos de romero o tomillo porque pueden hacer que el sabor del arroz sea demasiado amargo.
  • Deja que se forme espuma al principio para eliminar las impurezas con una cuchara ranurada y cuela bien al final para obtener un caldo limpio.

Ahora el caldo está listo, pero ¿cómo puedes usarlo en tus recetas de arroz? Calcular el caldo correctamente es tan importante para hacer un gran plato de arroz, por lo que es importante seguir las instrucciones para cada receta. Recuerda las reglas generales de proporción de caldo a arroz.

  • Platos de Sartén: 1 parte de arroz por 2.5 partes de caldo.

  • Arroz Cremoso: 1 parte de arroz por 3 partes de caldo.

  • Sopa de Arroz: la medida es de aproximadamente 1 parte de arroz por 4 partes de caldo.

  • Presta atención a otros factores que pueden afectar la cantidad de caldo necesario, como la temperatura o el tipo de sartén, así como los ingredientes utilizados en cada receta.

  • Usar el arroz apropiado para cada plato es esencial para determinar la cantidad correcta de caldo que se necesita. Por ejemplo, el arroz de grano medio o corto, que tiene más almidón, tiende a absorber mucho más líquido que el arroz de grano largo como el basmati.

Cómo cocinar arroz

Incluso los cocineros más nuevos saben que el arroz necesita ser cocinado a la perfección, pero desde la teoría hasta la práctica, hay un largo camino que puede ser complicado. De hecho, saber cómo cocinar arroz es el paso final para hacer un plato de arroz con éxito y nada puede dejarse al azar. Todos los puntos mencionados hasta ahora influyen en el resultado final, desde el tipo de arroz hasta la técnica utilizada. Los siguientes son pasos esenciales para hacer un gran plato de arroz.

  1. Elige la receta que quieras seguir y lee todas las instrucciones cuidadosamente antes de comenzar. ¿Estás seguro de que tienes todos los ingredientes necesarios?
  2. Utiliza el tipo de arroz correcto para el plato específico que estes preparando y estudia sus características.
  3. Sigue la receta paso a paso para no cometer errores, especialmente si es la primera vez que la haces.
  4. Utiliza un caldo casero, ajusta la cantidad correcta y asegúrate de que esté caliente cuando lo uses.
  5. Controla cuidadosamente el tiempo de cocción según el arroz que estés usando.
  6. Deja que el arroz se cocine a su propio ritmo sin revolver y haz los ajustes adecuados según la temperatura de cocción.
  7. Respeta el tiempo de cocción y si es necesario, disfruta con tu familia mientras el arroz se cocina.

Consejos y trucos simples para cocinar el arroz perfectamente

Entonces, ¿has seguido todas las instrucciones de nuestra guía para cocinar el arroz a la perfección, pero todavía te falta ese «algo»? ¿Tu plato carece de sabor, no puedes obtener la textura correcta o simplemente extrañas ese olor casero? No te preocupes, tenemos algunos trucos bajo la manga que te ayudarán a abordar fácilmente cualquier receta con arroz.

  • Más que el caldo, hay que saber empezar con una buena base de vegetales o especias salteadas. La cebolla y el ajo en aceite, o mantequilla, es la forma tradicional de empezar muchos platos con arroz. Conseguir ingredientes de buena calidad y cocinar a baja temperatura es claves y dependiendo de la receta se puede añadir el arroz a la cebolla, el ajo u otras verduras en aceite para tostarlo antes de incorporar al líquido.

  • Agregar la cantidad exacta de sal también es un gran reto, sobre todo porque depende del plato y de los gustos personales. Es mejor empezar con muy poca y añadir más, poco a poco, para evitar que el plato quede demasiado salado. El mejor método es probar varias veces mientras cocinas, e ir ajustando el sabor. Recuerda que cocinar durante más tiempo aumenta la intensidad del sabor y que los productos del mar ya llevan algo de sal.

  • Sea creativo con las especias. Hay todo un mundo por descubrir y también ayudará a reducir la cantidad de sal necesaria para potenciar el sabor de la receta. Puedes empezar con una selección básica y después continuar experimentando para crear tus propias combinaciones de salsas, aderezos y marinados. ¡No te contengas si te gustan los platos picantes! 

  • Evita los errores comunes al preparar el arroz. Si has leído bien nuestras sugerencias ya debes saber que el arroz nunca debe ser revuelto, excepto cuando se hacen risottos, que el caldo siempre debe ser añadido caliente y nunca debes añadir presión subiendo el fuego. 

  • Aprende a administrar tu tiempo, organízate en casa y ahorra tiempo en la cocina planificando tu menú, las compras en el mercado y las recetas. Aprovecha el congelador guardando comida extra para más tarde, usa las sobras o planea cocinar todas tus comidas en el fin de semana. Encuentra un sistema que se adapte a tu rutina para que comer bien y variado no sea una preocupación.

  • Aunque te consideres un comensal moderno, no hay nada como una buena comida casera. Aprende de las personas que cocinan bien entre tus familiares y amigos y pídeles que te cuenten todos sus secretos gastronómicos. Los ingredientes y el amor que pongas en cada receta son importantes para cocinar, pero la experiencia es el mejor maestro.

Ahora que ya tienes toda la información que necesitas, estás listo para aceptar el reto de preparar cualquier receta de arroz que elijas. Demuestra tus habilidades preparando una paella para tus amigos, convirtiéndote en la envidia de la oficina con tus ensaladas frescas de arroz o para llevar un manjar de arroz con leche a tu próxima reunión familiar. Ten siempre a mano nuestra guía y ninguna receta será un desafío para ti.

¿Todavía tienes preguntas? No te preocupes, compártelas con nosotros – ¡ estaremos encantados de ayudarte!